El Banco de la República en Colombia disminuyó sus tasas de interés al 13% según su comunicado del 19 de diciembre de 2023 que puedes ver aquí. Esta es una gran noticia para tu bolsillo, pero también implica responsabilidades, así que vamos a explicarte todo lo que debes saber para qué sigas usando inteligentemente tu RappiCard.

¿Qué es la tasa de interés y qué significa que baje?

La tasa de interés es lo que debes pagar cuando solicitas un préstamo o extiendes las compras con tu tarjeta de crédito. Cuando bajan, significa que pagarás menos intereses y esto incentiva la economía para que todos compremos más y usemos nuestra RappiCard, ¡pero ojo! Antes de hacerlo, ten en cuenta nuestras recomendaciones:

Pregúntate: ¿Lo quiero o lo necesito?

Deja que pasen 24 horas para analizar tus compras y así te darás cuenta si son realmente necesarias. Esto te sirve para evitar deudas innecesarias y controlar tus gastos.

Calcula lo que gastas y lo que ganas

Así ajustas tu presupuesto  considerando que pagarás una tasa de interés menor teniendo siempre en cuenta no gastar más de lo que ganas. Hicimos una plantilla que puede ayudarte con esto y que puedes descargar aquí.

Crédito responsable

Si vas a tomar un crédito, hazlo teniendo en cuenta sus términos y condiciones para que no te sorprendan.

Aprovecha y refinancia si es necesario

 Si ya tienes deudas, podría ser un buen momento para refinanciarlas y así cumplirlas con una tasa de interés más favorable.

Tu fondo de emergencia

 Comienza a ahorrar pensando en eventos inesperados. Este fondo lo podrás usar para evitar endeudarte y el mejor lugar para hacerlo es en RappiCuenta, donde además tu dinero renta hasta 10% E.A., ¡seguro! Ábrela aquí.

Compara ofertas

 Si necesitas un préstamo, revisa varias opciones para analizar cuál te conviene más en cuanto a tasas de interés y términos y condiciones.

Conclusión

La clave siempre será tomar decisiones informadas y usar tus créditos y tu RappiCard de manera responsable, incluso cuando las tasas de interés bajan. Recuerda que puedes conocer la tasa de interés de tu RappiCard, aquí y calcular el valor aproximado de tus mensualidades aquí

RappiCard es un producto emitido por Davivienda S.A.

RappiCuenta es un producto de RappiPay Compañía de Financiamiento S.A., protegido por Fogafín hasta $50 millones.

Entidades vigiladas por la Superintendencia Financiera de Colombia.

¿En qué consiste esta nueva opción de pago? 

Como sabes, cada mes, cuando pagas tu RappiCard, tienes la opción de pagar la totalidad de la deuda o tienes un “Pago Mínimo”. Este pago equivale a la suma de las cuotas que tú mismo elegiste para tus compras. Hasta ahora, este era el mínimo valor que debías pagar para no entrar en mora. 

Ahora, con el objetivo de aliviar tus finanzas, queremos presentarte una nueva opción de pago de tu RappiCard, el Pago Alternativo, que equivale al mínimo valor que te ofrecemos pagar por este mes para no entrar en mora. Lo verás reflejado en la app y en tu extracto junto a las otras opciones de pago, pero con ésta opción queremos ofrecerte un salvavidas para cuando lo necesites. 

Para evitar entrar en mora, deberás pagar como mínimo el valor del Pago Alternativo antes de tu fecha límite de pago. Este pago será menor al Pago Mínimo que ya conoces, y la diferencia entre el valor que pagues y el Pago Mínimo será enviada al siguiente mes a menos que lo pagues antes de la próxima fecha de corte. También se incluirán en el siguiente mes los intereses diarios que se causen sobre ésta diferencia, desde la fecha límite de pago actual hasta la próxima fecha de corte, o hasta la fecha en que canceles ésta diferencia, lo que suceda primero.

Esta nueva opción busca ayudarte a no entrar en mora cuando tengas un mes difícil. ¡A veces todos necesitamos un salvavidas!

FAQs – Pago Alternativo

  1. ¿Qué pasa si pago un valor menor al Pago Alternativo que me ofrecen?

Si dentro de las fechas límites de pago, pagas un valor menor al que te ofrecemos como Pago Alternativo, entrarás en mora por los días que no cubras tu deuda. El Pago Alternativo es la suma mínima que debes pagar para evitar entrar en mora. 

  1. ¿Qué pasa si pago un valor entre el Pago Alternativo y el Pago Mínimo?

Si pagas un valor superior al Pago Alternativo, evitarás entrar en mora. En cuanto a la diferencia entre lo que pagaste y el Pago Mínimo, esta será enviada al siguiente mes con cobro de intereses por los días restantes hasta la próxima fecha de corte a la tasa vigente de ese mes. 

Recuerda que en cualquier momento después de hacer el Pago Alternativo, podrás hacer aportes parciales y así evitarás generar más intereses a futuro. 

Conoce las tasas de interés vigentes en rappicard.co/tasasytarifas/

  1. ¿Qué pasa con el monto que no pagué entre Pago Mínimo y Pago Alternativo? ¿ Cómo se me cobrará?

La diferencia entre el Pago Mínimo y el Pago Alternativo será enviada al siguiente mes con cobro de intereses por los días restantes hasta la próxima fecha de corte a la tasa vigente de ese mes. Este valor no lo puedes diferir a cuotas. 

De igual manera, recuerda que en cualquier momento puedes hacer abonos parciales o totales a tu deuda, con lo que evitarás mayores cobros de intereses. 

Conoce las tasas de interés vigentes en rappicard.co/tasasytarifas/

  1. ¿Cuándo lo puedo usar? ¿En qué fechas? 

El Pago Alternativo será calculado después de la fecha de corte y te aparecerá en el app junto al Pago Mínimo. Para no incurrir en mora, deberás abonar tu Pago Alternativo entre la fecha de corte y la fecha límite de pago. Si haces el Pago Alternativo después de la fecha límite de pago, contabilizará días de mora con los intereses moratorios correspondientes.

El Pago Alternativo es una ayuda que solo deberías usar cuando necesites un alivio temporal y creas que no afecta tus finanzas personales en el mediano o largo plazo, pues la idea no es comprometerte con deudas que no puedas cumplir a futuro. 

  1. ¿Puedo usarlo si estoy en mora?

Sí, para salir en mora debes pagar como mínimo el Pago Alternativo 

  1. ¿Puedo rediferir el monto restante que me fue cargado al mes siguiente?

No, el monto restante deberá ser pagado en su totalidad, por lo que no lo podrás diferir a cuotas. 

  1. ¿Puedo usarlo todos los meses?

Podrás usarlo siempre y cuando lo tengas disponible. Aunque abonando el Pago Alternativo todos los meses no entrarás en mora, sí perpetuarás tu deuda. Por eso, te recomendamos usar el Pago Alternativo solo si pasas por un mes complicado, no tienes dinero suficiente y crees que no afecta tus finanzas personales en el mediano o largo plazo. Evita usarlo reiteradamente, pues la idea no es comprometerte con deudas que no puedas cumplir a futuro. 

  1. ¿Para qué compras y/o transacciones aplica éste Pago Alternativo ?

El Pago Alternativo no aplica a compras o transacciones puntuales, sino a la deuda total que tengas con nosotros al final del ciclo.

El monto que se te exige pagar como Pago Alternativo cubre como mínimo tus comisiones e intereses del corte. 

  1. ¿Por qué lo debería usar? ¿Cómo me beneficia como cliente?

El Pago Alternativo está pensado para tí, pues su objetivo es ayudarte a aliviar el pago de un determinado mes. Úsalo como un salvavidas cuando consideres que tu capacidad económica no te permite cubrir el Pago Mínimo y puedas aplazar la deuda  al mes siguiente sin que ésto te afecte a futuro. Si tus finanzas te permiten cubrir todas tus deudas, es recomendable que así lo hagas.

  1. ¿Qué tasa de interés se estará cobrando?

La tasa de interés que se cobrará sobre la diferencia entre el Pago Alternativo y el Pago Mínimo será la vigente al mes en que se toma la opción. Consúltalas en rappicard.co/tasasytarifas/

Te traemos 4 tips para que no te pelees con el dinero y este año controles tus gastos

Cumplir tus metas financieras en este Nuevo Año es posible aprovechando beneficios reales y convirtiendo el ahorro en hábito, ¡aprende a hacerlo!

1. ¡El cashback siempre de tu lado!

Una forma 100% efectiva de ahorrar es comprar con tu RappiCard y guardar ese 1% que te devuelve siempre para mercar, viajar o hasta para pagar tu misma tarjeta. ¡Es casi como ahorrar sin saber que estás ahorrando!

2. Presupuesta tu 2023

Haz una cuenta de lo que ganas y de lo que gastas. De esta forma sabes cuál es tu punto de partida y puedes planear aumentar tu capital o reducir ciertos gastos.

3. Un 2023 fumigando esos gastos hormiga

Al tener tu presupuesto vas a identificar esos pequeños gastos sin utilidad que sumados al final del año se vuelven incontrolables: cuotas de manejo, seguros que no usas, etc. 

4. Define mini objetivos de ahorro

No seas muy duro contigo, apenas empieza esto y debes disfrutar el proceso. Por eso establece objetivos pequeños de ahorro que parezcan fáciles, pero que te inviten a superarte cada vez. No empieces ahorrando $100.000 de una, empieza ahorrando $20.000, por ejemplo y vas aumentando tus objetivos cuando sientas que se vuelve fácil.

5. Dale un sentido a tu ahorro

Viajar, comprar carro, lanzar tu negocio, ¡lo que quieras! Eso te motivará y hará que cumplir tus mini objetivos sea más fácil.
Tener disciplina y motivación va a hacer que tu relación con el dinero este 2023 sea tu relación más estable y ahí estará tu RappiCard para ayudarte dándote las mejores promos exclusivas, pagándote 1% en dinero real por cada compra y nunca cobrándote cuotas de manejo ni costos ocultos sin condiciones. Si no la tienes, no esperes más y pídela acá.

Tu clima financiero para el 2023 se ve despejado de cuotas de manejo y cobros ocultos, si tienes contigo tu RappiCard. Te compartimos nuestras predicciones financieras para este 2023 para que te prepares a disfrutar tu clima financiero inteligentemente.

Enero, febrero, marzo, abril: Meses de calma, pocos vientos y recuperación.

Los vientos se calman y es el momento de ahorrar. Por suerte cuentas con tu RappiCard que en el 2022 alcanzó 23 millones de transacciones sin cobrar nunca cuotas de manejo ni comisiones internacionales, será igual en este 2023 sin condiciones ni asteriscos.

Además, será una época sorpresa con la nueva RappiCuenta donde tu dinero dejará de perder valor. 

Mayo, junio, julio, agosto: Sale el sol de las vacaciones.

Se comienzan a llenar las maletas para ese destino que te llama. 

Tu RappiCard te abre la puerta para que eso sea real con beneficios y descuentos exclusivos como en Rappi Travel, donde ganas 5% cashback por tus compras en vuelos, reserva de hoteles y alquiler de vehículos.

Septiembre, octubre, noviembre, diciembre: Cashback torrencial

Si tienes RappiCard, se avecina lluvia, pero de plata.

En 2022, entregamos más de 33 mil millones en cashback y este año no se quedará atrás. ¡Corre a ser uno de los que más gane aquí!

¡El 2023 viene con climas de ahorro, beneficios y dinero real con tu mejor tarjeta de crédito!

Sabemos que quieres la RappiCard en tu vida y nosotros también queremos ser parte de la tuya; por eso, ante el gran número de solicitudes, hicimos algunos cambios temporales en nuestra lista de espera.

Dejamos a un lado la suma de puntos por el momento, pero no te preocupes sigues en nuestra lista y mientras regresan los puntos déjalo todo en nuestras manos. 

Mientras tanto, te damos algunos tips que pueden ayudar a agilizar la aprobación de tu RappiCard: 

1. Revisa el estado de tus obligaciones financieras

2. Paga tus productos financieros a tiempo o antes de vencer

3. Consulta en www.midatacredito.com tu estado crediticio para asegurarte de que tienes una buena calificación financiera y otros factores que influyen

4. Usa Rappi para poder conocerte y que nos conozcas

Estamos analizando constantemente la información de todos y nos pondremos en contacto cuando tengamos novedades sobre la solicitud de tu RappiCard.

Conoce más tips de finanzas personales

La tarjeta de crédito es una excelente opción para quienes buscan financiación en sus compras. Si la usas como medio de pago principal no te expones a cargar efectivo, puedes realizar compras por internet, tienes descuentos y cada vez son más los establecimientos que las reciben. Sin embargo, debe ser usada de forma responsable pues ésta no es una extensión de tus ingresos. Debes tener claro que no es una cuenta de ahorros ni una cuenta corriente, el cupo disponible es dinero que te presta el banco y por lo tanto el saldo que utilices deberás devolverlo siempre. Cuando usas la tarjeta de crédito, tu banco es quien paga al comercio pero posteriormente el banco te cobrará ese dinero a ti.

Antes de adquirir una tarjeta de crédito, primero pregúntate si realmente la necesitas, asegúrate de tener ingresos suficientes para cubrir mes a mes las cuotas y evalúa las diferentes opciones que ofrece el mercado. Analiza en términos de costo beneficio cuál es la mejor opción para ti. Hoy en día es muy común que las tarjetas de crédito otorguen beneficios adicionales y asistencias que pueden ser muy atractivas pero ten en cuenta que normalmente uno paga por esos beneficios en la cuota de manejo mensual. Pregúntate siempre que busques beneficios en tus tarjetas de crédito si realmente los vas a usar, o si es mejor elegir otro producto sin muchos beneficios que te cueste menos y te permita ahorrar más dinero. 

También es importante que tengas clara la tasa de interés que la entidad emisora de la tarjeta de crédito te cobrará cuando decidas pagar tus compras a cuotas. Recuerda que cuando difieres alguna compra a más de una cuota, terminarás pagando más del valor real de la compra por los intereses corrientes que el banco te cobra. A mayor número de cuotas, más intereses.

Si tienes ingresos estables y puedes cubrir mes a mes el gasto de tu tarjeta de crédito, no tienes de qué preocuparte. Para hacer un buen uso de tu tarjeta de crédito te compartimos algunas recomendaciones:

Ahorrar es un hábito que consiste en guardar una parte de los ingresos para usar en planes que se tengan a futuro. Es la base de la estabilidad económica, una forma inteligente de construir patrimonio y cumplir metas.

Ahorrar es muy importante, pues sirve para superar dificultades económicas, atender emergencias inesperadas o cumplir sueños sin necesidad de endeudarse. Para ponerlo en práctica debes ser disciplinado, consistente, ordenado y gastar de forma moderada. Cuando recibas algún ingreso aparta primero el dinero que vas a ahorrar así te organizas y priorizas el consumo. Ahorrar es una sana costumbre y te será útil al momento de solicitar un crédito.

El hábito de ahorrar debe ir acompañado de la decisión de dónde guardar tu dinero. El escenario más favorable es hacer crecer tus ahorros y evitar la pérdida de su valor en el tiempo por causa de la inflación. Puedes evaluar diferentes opciones de dónde guardar tu dinero según tu aversión al riesgo: cuentas bancarias, fondos de retiro, fondos de inversión e inversiones a largo plazo, entre otras, para hacer que tu dinero esté en constante movimiento y te genere ganancias.

El historial crediticio es tu perfil financiero, es el registro de los compromisos financieros que has adquirido a lo largo de la vida y resume cómo ha sido tu comportamiento de pago en el pasado con créditos y deudas que tengas o hayas tenido. 

A partir del historial crediticio, se calcula un puntaje o “score” de crédito. Si tu comportamiento de pago ha sido impecable se obtendrá un puntaje alto y un reporte positivo en las Centrales de Riesgo. Si por el contrario, ha habido algún retraso o incumplimiento con los pagos, se reflejará un puntaje bajo y un reporte negativo en las Centrales de Riesgo.

El historial crediticio es como tu carta de presentación al momento de solicitar cualquier préstamo, ya que esto es lo primero que las entidades tienen en cuenta para poder evaluar el nivel de riesgo que representa cada persona y con base a su calificación aprobar o negar solicitudes de crédito. 

Con un puntaje alto y un reporte positivo en Centrales de Riesgo es más probable que te otorguen mejores y mayores créditos con tasas de interés más bajas y que te ahorres trámites y tiempo en reunir la documentación requerida. Cuando el reporte es positivo en Centrales de Riesgo, la información tiene permanencia indefinida en tu historial de crédito, es decir, siempre estará visible.

Si tienes un reporte negativo en Centrales de Riesgo, la información se eliminará después de que pase el doble del tiempo que hayas tardado en ponerte al día, esto cuando el incumplimiento de la deuda es inferior a 2 años. Si el incumplimiento de la deuda es mayor a 2 años, estarás reportado como máximo 4 años a partir de la fecha de pago de la deuda.

No te preocupes si tienes un puntaje de crédito bajo o tienes un reporte negativo en Centrales de Riesgo, aún estás a tiempo para organizar tus finanzas y comenzar a administrar tus obligaciones de forma responsable. Aquí te compartimos algunos TIPS que te pueden ayudar a mejorar tu puntaje de crédito:

¿Sabías que el endeudamiento bien manejado puede darte más ventajas de las que te imaginas? Por ejemplo, si eres responsable y estable financieramente puedes llegar a construir patrimonio, tienes más oportunidades para adquirir un bien o puedes realizar con mayor facilidad planes que sean importantes para ti.

Primero que nada, quítate de la mente que tener deudas es malo, por el contrario son necesarias para que construyas un buen historial crediticio, pues esa es la única manera en la que los bancos pueden acceder a información para tomar una decisión cuando quieras hacer una inversión mayor.

Sin embargo, ten presente que el hecho de endeudarte sin tener en cuenta tus finanzas personales, pone en riesgo tu sostenibilidad financiera pues el mal uso del crédito puede afectarte negativamente, y eso sí sería un verdadero dolor de cabeza.

Sabiendo esto, a continuación te daremos unos tips a tener en cuenta para lograr y mantener un endeudamiento saludable.

  1. Arma tu presupuesto:

    Asegúrate de que tus gastos sean más bajos que tus ingresos antes de utilizar cualquier producto de deuda.  Organiza o jerarquiza tus compromisos económicos mensuales para no caer en sobreendeudamiento.
  1. Presta atención a las señales

    Si sabes que tu ingreso mensual apenas alcanza para pagar lo que debes, evita adquirir nuevas obligaciones hasta que logres disminuir el gasto actual. Cuidar tu límite de endeudamiento es identificar cuándo debes detenerte antes de comprometer tus metas y sueños.

    Si estás muy endeudado, recuerda que siempre dispones de opciones para poder cumplir con tus obligaciones crediticias.
  1. Equilibra tus gastos y obligaciones

    La falta de control en el equilibrio de estas dos cosas puede llevarte a la quiebra, por eso procura que ninguna de ellas supere tus ingresos. Elige siempre acertadamente qué puedes comprar o pagar para que no comprometas ni hoy ni mañana tu calidad de vida o tus metas del futuro.
  1. Maneja responsablemente tu crédito

    Es bueno tener rondando en la cabeza el dicho que dice que quien ahorra no es el que menos gasta, sino el que gasta sabiamente para que las deudas nunca se salgan de control. 

Ahora que sabes esto ya no volverás a “estar endeudado”, recuerda siempre ser consciente de la plata que recibes, organiza el dinero que sale y planifica tus metas en un tiempo prudente. Controla tus gastos diarios y así comenzarás a ver resultados antes de lo que crees.

Armar un presupuesto además de ser una parte fundamental para tener una buena salud financiera, también es algo tan personal como el documento de identidad, pues ningún presupuesto se parece a otro. Eso sí, para construirlo debes tener en cuenta tus necesidades, estilo de vida, propósitos y proyectos.

Así que ¡Manos a la obra! Porque aquí te enseñaremos cómo puedes armar un presupuesto adecuadamente y por qué es importante construirlo.

Hacer un presupuesto significa identificar y poner en la balanza tus ingresos y gastos para encontrar el balance ideal y hacer espacio para el ahorro. Cuando lo tengas, tendrás un esquema o mapa completo de tu situación financiera, que te será de gran utilidad para elaborar un plan de acción que te lleve a tomar decisiones frente al ahorro, el endeudamiento responsable y la priorización de tus gastos. 

El punto de partida es elegir una aplicación, un cuaderno o una hoja de cálculo para plantearlo. Luego, definirás el tiempo para el que estás presupuestando; es decir si se trata de una quincena, un mes, un año o el tiempo que necesites. Seguido a esto, especifica los siguientes puntos:

Al tener lo anterior claro, es necesario que conozcas las 10 reglas de oro para hacer un presupuesto.

  1. Define un para qué (metas específicas y concretas de corto y largo plazo).
  2. Que se ajuste a la realidad.
  3. Apégate al plan trazado. Ponte topes de gastos y cúmplelos.
  4. Haz los cálculos con los ingresos reales, no con los posibles.
  5. Prioriza los gastos y administra bien tus ingresos.
  6. No olvides los gastos inesperados, cuenta con un fondo de emergencias.
  7. Ten presente los gastos ocasionales (aquellos que se presentan una vez al año)
  8. Lleva un registro de lo que gastas cada día.
  9. No mezcles tus cuentas, los presupuestos son personales.
  10. Habla con los miembros de tu familia e inclúyelos en su construcción.

Sigue estos pasos y básate en las reglas que te compartimos para que tengas un camino certero a la hora de organizar tus finanzas, tu presupuesto te indicará qué debes evitar, cómo, cuándo y cuánto gastar.